*ENVIO GRATIS en compras mayores a $3000! Ahora con 3 CUOTAS SIN INTERES / 10% de descuento en EFVO O TRANSFERENCIA*

    Trae 7 cristales en bruto, cada uno correspondiente a un Chakra principal. Incluye guía sobre colorimetria, limpieza y activación de los mismos!

    Tamaño aproximado de cada cristal: entre 3 y 4 cm


    PRIMER CHAKRA - MULADHARA: 

    OBSIDIANA NEGRA: Forma un escudo protector contra la negatividad y purifica nuestra energía, conectando nuestro Chakra Base con la Tierra. Actúa rápidamente y con gran poder. Funciona como un espejo, reflejando y potenciando la verdad de lo que hay en nuestro interior. Es un cristal catártico, y usado con consciencia y respeto puede acompañarnos en procesos de sanación muy profundos. Nos anima a explorar lo desconocido/inconsciente/en sombra para verlo cara a cara y poder de una vez integrarlo a la consciencia. La Obsidiana Negra ancla el alma en el plano físico, poniendola bajo la dirección de la voluntad consciente, permitiendo que las energías espirituales se manifiesten en la Tierra. Ayuda a trabajar el autocontrol. 


    SEGUNDO CHAKRA - SVADHISTHANA:

    CALCITA NARANJA: Piedra espiritual que facilita la apertura de la conciencia superior, esta calcita ayuda a equilibrar las emociones. Psicológicamente conecta las emociones con el intelecto creando una inteligencia emocional. Mentalmente ayuda a relajar la mente, enseña a discernir y a analizar, estimula las percepciones y potencia la memoria. La calcita alivia la tensión emocional y la reemplaza por serenidad ya que es una piedra estabilizante. Particularmente, la calcita naranja es altamente energizante y limpiadora, en especial para los chacras inferiores. Ayuda a equilibrar las emociones, disipa el miedo y ayuda en la depresión, a la vez que disuelve los problemas.


    TERCER CHAKRA - MANIPURA:

    CALCITA AMARILLA: Ayuda a limpiar la energía en los ambientes y a remover las propias energías estancadas. Estimula la voluntad, facilita la apertura de nuestra conciencia superior y nuestras habilitades psíquicas. Potencia la meditación, induciendo a un profundo estado de relajación. Estimula la mente superior, alivia las tensiones emocionales y las reemplaza por serenidad, gracias a sus propiedades estabilizantes. Su energía es muy expansiva.


    CUARTO CHAKRA - ANAHATA:

    CUARZO VERDE: Promueve la estabilidad mental y emocional, fomentando la evolución espiritual. Ayuda a alcanzar la tranquilidad y mantener una actitud positiva. Está relacionado a la sanación del cuerpo físico y emocional. 


    QUINTO CHAKRA - VISHUDDA:

    SODALITA: Infunde paz y tranquilidad, une la lógica con la intuición, abre la percepción espiritual, armoniza el tercer ojo. Trae armonía. Es la voz del corazón, ayuda a decir nuestra verdad, nos abre a una comunicación consciente relacionado con la capacidad de expresar y de escuchar.


    SEXTO CHAKRA - AJNA:

    AMATISTA: Cristal de transmutación, es la piedra de la paz, calma los miedos, eleva las esperanzas, fomenta pensamientos de la realidad espiritual, potencia estados elevados de consciencia y meditación. Ayuda en situaciones de peligro, protege a los viajeros. Equilibra los cuerpos físico, emocional y espiritual. Limpia el aura. Ayuda a conciliar estados meditativos. Puede ser útil para recordar e interpretar los sueños. Si la colocamos sobre el tercer ojo facilita la visualización. Estimula el sistema endocrino. Calma la mente y promueve el mindfulness (atención plena). Es un sedante natural. 


    SÉPTIMO CHAKRA - SAHASRARA:

    CUARZO CRISTAL: Gran agente curativo. Trabaja a un nivel vibracional y se sintoniza con los requisitos energéticos específicos de la persona que necesita curación o con quien emprende un trabajo espiritual. Dirige la energía hasta alcanzar el estado más perfecto posible. Es un gran limpiador del alma, elimina las semillas del mal estar kármico, depura el campo emocional y clarifica la mente. Devuelve el equilibrio al cuerpo. Tiene la capacidad de regenerar las células y regular la presión sanguínea. Se corresponde con todos los sistemas y órganos del cuerpo físico y sutil. Aporta claridad y concentración a la mente. Facilita la depuración emocional, acentuando las emociones positivas. Es un concienciador. 

    Kit 7 Chakras

    $1.221,00

    10% de descuento pagando por transferencia bancaria ó efectivo

    Ver formas de pago

    Calculá el costo de envío

    Trae 7 cristales en bruto, cada uno correspondiente a un Chakra principal. Incluye guía sobre colorimetria, limpieza y activación de los mismos!

    Tamaño aproximado de cada cristal: entre 3 y 4 cm


    PRIMER CHAKRA - MULADHARA: 

    OBSIDIANA NEGRA: Forma un escudo protector contra la negatividad y purifica nuestra energía, conectando nuestro Chakra Base con la Tierra. Actúa rápidamente y con gran poder. Funciona como un espejo, reflejando y potenciando la verdad de lo que hay en nuestro interior. Es un cristal catártico, y usado con consciencia y respeto puede acompañarnos en procesos de sanación muy profundos. Nos anima a explorar lo desconocido/inconsciente/en sombra para verlo cara a cara y poder de una vez integrarlo a la consciencia. La Obsidiana Negra ancla el alma en el plano físico, poniendola bajo la dirección de la voluntad consciente, permitiendo que las energías espirituales se manifiesten en la Tierra. Ayuda a trabajar el autocontrol. 


    SEGUNDO CHAKRA - SVADHISTHANA:

    CALCITA NARANJA: Piedra espiritual que facilita la apertura de la conciencia superior, esta calcita ayuda a equilibrar las emociones. Psicológicamente conecta las emociones con el intelecto creando una inteligencia emocional. Mentalmente ayuda a relajar la mente, enseña a discernir y a analizar, estimula las percepciones y potencia la memoria. La calcita alivia la tensión emocional y la reemplaza por serenidad ya que es una piedra estabilizante. Particularmente, la calcita naranja es altamente energizante y limpiadora, en especial para los chacras inferiores. Ayuda a equilibrar las emociones, disipa el miedo y ayuda en la depresión, a la vez que disuelve los problemas.


    TERCER CHAKRA - MANIPURA:

    CALCITA AMARILLA: Ayuda a limpiar la energía en los ambientes y a remover las propias energías estancadas. Estimula la voluntad, facilita la apertura de nuestra conciencia superior y nuestras habilitades psíquicas. Potencia la meditación, induciendo a un profundo estado de relajación. Estimula la mente superior, alivia las tensiones emocionales y las reemplaza por serenidad, gracias a sus propiedades estabilizantes. Su energía es muy expansiva.


    CUARTO CHAKRA - ANAHATA:

    CUARZO VERDE: Promueve la estabilidad mental y emocional, fomentando la evolución espiritual. Ayuda a alcanzar la tranquilidad y mantener una actitud positiva. Está relacionado a la sanación del cuerpo físico y emocional. 


    QUINTO CHAKRA - VISHUDDA:

    SODALITA: Infunde paz y tranquilidad, une la lógica con la intuición, abre la percepción espiritual, armoniza el tercer ojo. Trae armonía. Es la voz del corazón, ayuda a decir nuestra verdad, nos abre a una comunicación consciente relacionado con la capacidad de expresar y de escuchar.


    SEXTO CHAKRA - AJNA:

    AMATISTA: Cristal de transmutación, es la piedra de la paz, calma los miedos, eleva las esperanzas, fomenta pensamientos de la realidad espiritual, potencia estados elevados de consciencia y meditación. Ayuda en situaciones de peligro, protege a los viajeros. Equilibra los cuerpos físico, emocional y espiritual. Limpia el aura. Ayuda a conciliar estados meditativos. Puede ser útil para recordar e interpretar los sueños. Si la colocamos sobre el tercer ojo facilita la visualización. Estimula el sistema endocrino. Calma la mente y promueve el mindfulness (atención plena). Es un sedante natural. 


    SÉPTIMO CHAKRA - SAHASRARA:

    CUARZO CRISTAL: Gran agente curativo. Trabaja a un nivel vibracional y se sintoniza con los requisitos energéticos específicos de la persona que necesita curación o con quien emprende un trabajo espiritual. Dirige la energía hasta alcanzar el estado más perfecto posible. Es un gran limpiador del alma, elimina las semillas del mal estar kármico, depura el campo emocional y clarifica la mente. Devuelve el equilibrio al cuerpo. Tiene la capacidad de regenerar las células y regular la presión sanguínea. Se corresponde con todos los sistemas y órganos del cuerpo físico y sutil. Aporta claridad y concentración a la mente. Facilita la depuración emocional, acentuando las emociones positivas. Es un concienciador. 

    Mi carrito